abril 22, 2015

Biblioteca campesina

Una biblioteca bien puede ser el engranaje perfecto de la maquinaria colonizadora. Por eso hay que descabalgarla, por eso hay que reedificarla e interpelar su carácter tributario de la cultura letrada. Por eso hay que resemantizarle los genes invasivos, las ínfulas hegemónicas.
Por eso, hace unos treintaicinco años comenzamos a recoger nuestra memoria y a plasmar nuestros propios libros.
Demasiado tiempo se ha falseado nuestra heredad y se han secuestrado nuestras reliquias, de manera que es un desafío constante eludir la adversidad reescribiendo nuestra propia semblanza. Los libros que leemos también pueden ser espejos que celebren nuestra mirada.
Por eso empezamos con la Biblioteca Campesina.
En mayo de 1983 apareció el primer fascículo con el nombre de “El indio pishgo y otros cuentos”. Y desde ahí no hemos parado: Sólo de esta serie llevamos publicados diecinueve títulos. Y vuelan cada vez que salen.
No hay libros que se lean más que los que nosotros mismos producimos.
Por eso se agotan rápido, por eso nos hacen falta.
Cuando a nuestros amigos de Heart Links –entidad fraterna canadiense con la que compartimos camino desde hace muchos años–, les planteamos la idea de re editar toda la Serie, ellos la acogieron sin duda y con entusiasmo.
Ahora compartimos esta celebración: ¡Pronto estaremos compartiendo como colección los veinte títulos de “…y otros cuentos”!

Eduardo presente

La palabra de Eduardo Galeno fecunda e impele.
Hace ya muchos años publicamos de él “El rescate de la historia nunca contada”, “Ser como ellos” y “Cinco siglos de prohibición del arco iris en el cielo americano”, pues desde el inicio nos cedió plena autorización para publicar sus escritos.
El año 1997, cuando publicamos “Mama Santos, yach’aqmama de Chilimpampa”, Eduardo escribió: “Hay un gentío adentro de esta mujer. Gracias a Bibliotecas Rurales podemos escuchar las muchas voces reveladoras que por su boca dicen”.
Más adelante publicamos de él una selección de “El libro de los abrazos” y hace poco “¡Lanza rayos, colibrí!”, basados principalmente en sus reflexiones de “Úselo y tírelo”.
De nuestros libros escribía diciéndonos “¡Gracias por la materia prima!”.
En el 2004, Eduardo publicó “Bocas del tiempo”: ese libro suyo fue plenamente ilustrado con la iconografía de Cajamarca compilada por nuestro compañero Alfredo Mires.
Y en el 2008, cuando Eduardo leyó el borrador final de nuestro libro “Cosmovivencia: la concepción del mundo desde la tradición oral cajamarquina”, trabajado por Alfredo, nos escribió:
“Este libro tiene muchas piernas.
Esas piernas tienen muchos caminos.
Esos caminos tienen mucha memoria.
Esa memoria tiene muchas vidas
y esas vidas andan, recuerdan y dicen
por los caminos de este libro que he tenido la dicha de leer”.
Este texto de Eduardo fue publicado tanto en la contracarátula del libro como en su respectivo separador de páginas.
Ahora, como un despunte de esos sembrares fraternos, tanto “¡Lanza rayos, colibrí!” como “Cosmovivencia”, son títulos que algunos docentes han decidido incorporar en su plan lector para estudiantes de secundaria en Cajamarca.
Este nutrir de lecturas es un preludio de generosas cosechas.

Lisa y el blog en alemán

Cuando me preguntaron a finales del año 2012 si quería ayudar a instalar el blog de la Red en la lengua alemana, me alegró mucho.
Desde mi visita a Cajamarca como voluntaria en el año 2011, me siento conectada con el movimiento de Bibliotecas Rurales, con la gente y su manera de ser, con la idea de hacer siempre las cosas juntos, en comunidad. Y con esta tarea (traducir el blog en alemán) siempre tengo la posibilidad de saber de sus quehaceres, de estar al corriente, aprender de su cultura y estar en contacto.
Y cuando veo que personas de diferentes países –como India, Francia, Rusia, Italia, etc. – visitan el blog, compruebo que no soy la única que está interesada en el camino de las Bibliotecas Rurales de Cajamarca.
Estoy convencida que este “concepto de comunidad” (como ya existe en la Red) es el futuro: tomar las decisiones juntos, sin una jerarquía (sin un jefe que nos dice qué tenemos que hacer). Porque todos somos seres humanos con los mismos derechos, somos equivalentes y todos podemos asumir la responsabilidad de nuestras actividades.
Tenemos que interiorizar este “concepto”, ensayar, que no valemos menos ni más que otras personas. Y para eso nos ayuda mucho leer, aprender, educarnos.
Tenemos que apagar el “concepto de jerarquía” que todavía existe en el mundo y que llevamos grabado desde niños.
Para mí es un gran honor poder ayudar un poco en contar al mundo sobre sus quehaceres, su trabajo tan valioso.
Muchas Gracias por todo.
Lisa

María voluntaria

María Magdalena León Rayco nos escribió hace un tiempo preguntando por el voluntariado en nuestra Red. Nos visitó y conversamos, le sustentamos el camino de la Red y supimos de sus posibilidades y expectativas.
Ella es cajamarquina, egresada de Ingeniería de sistemas en la universidad nacional y consciente de la necesidad de aprender más, de compartir sus esfuerzos y acompañar a quienes más lo necesitan.
María ya se halla como voluntaria nuestra, echando una mano en las tareas de nuestro Centro de Canje, apoyando al equipo que ahora se consolida con franco entusiasmo.
En un tiempo cuando en la ciudad es tan difícil encontrar voluntarios plenos para humildes pero desafiantes caminos como los nuestros, la presencia de María es una yema que promete germinares.
¡Bienvenida esta juntura!

abril 17, 2015

Lecturas

La capacidad por comprender el pasado es solidaria a la capacidad de sentir el presente y de inquietarse por el porvenir.
José Carlos Mariátegui

100 000

Empezamos con nuestro blog en mayo del año 2008.
Durante los dos primeros años pusimos muy pocas notas cada mes e incluso hubo meses en que no pusimos ninguna. No nos alcanzábamos con tanto quehacer y parecía que el blog no era una prioridad… hasta que los propios lectores empezaron a puyarnos para prestar más atención a este medio.
Ahora falta muy poquito para llegar a las 100 000 visitas. Y queremos decir nuestra gratitud.
Sabemos de la modestia que puebla nuestras notas y de las limitaciones para compartir todo lo que hacemos, pero es estimulante cuando vemos que tenemos visitas de todo el mundo, de lugares en lo que ni nos imaginábamos que podía haber alguien interesado en nuestros andares.
Les invitamos, siempre, para compartir sus comentarios, lecturas y reflexiones con nosotros.
Leyendo somos más juntos.

Reflexiones de aniversario

Para celebrar decidimos juntarnos, para compartir y conversar.
El 31 de marzo pasado, a las 6:30, nos reunimos en la sede de la Red para una presentación académica de la película “Libros y nubes”.
En la introducción al evento recordábamos lo que nos escribiera Pier Paolo Giarolo, el director italiano de la película, en el año 2010: “Estoy muy interesado en conocer la realidad de las Bibliotecas Rurales y quisiera hacer un documental contando sobre su camino, del movimiento de un libro y las personas que leen. Así se podría también mostrar algo del Perú de hoy.
Estoy convencido que hacer una película sobre vuestra experiencia, de su motivación y su compromiso, es una lección y un ejemplo para Europa y para cada persona en el mundo. Las palabras que leí en el blog, de los campesinos y su modo de vivir, su sencillez y su riqueza, de los voluntarios y su decisión, trasmiten una gran fuerza interior”.
Para hoy, la película ya ha ganado nueve premios internacionales. Y ese reconocimiento es para los comuneros que bregan cada día dándole forma y posición a este movimiento. Así como para aquellos que despliegan su ternura solidaria con estos andares.
Y ahí estuvimos, hasta tarde, conversando y aprendiendo. Y compartiendo un cafecito.

abril 14, 2015

Desde hoy…

Reproducimos la nota que nuestro compañero Kepa Osoro, de España, colocó ayer en su página de Lectyo:
Desde hoy el mundo será un poco menos digno y luminoso: acaba de fallecer el escritor y periodista uruguayo Eduardo Galeno.
Uno de los muchos rincones del planeta donde hoy las lágrimas se desbordarán será Cajamarca pues Eduardo estaba estrechamente vinculado –desde el corazón y la praxis– a la Red de Bibliotecas Rurales de Cajamarca.
Abrazos profundos para todos los cajamarquinos que hoy se sentirán huérfanos.

abril 13, 2015

Eduardo vive

Las noticias de esta mañana mencionan la muerte de Eduardo Galeano.
Me llegan correos fraternos con pésames, porque saben que somos amigos.
Pero no creo que Eduardo ha muerto; debe ser otra de sus geniales salidas.
Hace solo unos días me escribió alguito.
Andaba molido con lo del cáncer, pero no perdía el ánimo.
En una carta suya, luego de la operación a la que fue sometido en el 2007, me escribió: Saldré vivo y coleando de ésta, que de peores he salido antes, y sólo espero que mis células nuevas no me traicionen…
Eduardo no puede haber muerto.
Hace ya varios años, cuando Juan Medcalf murió y compartí con él la enorme pena que nos laceraba, me recordó aquello que alguien había dicho: “La muerte es algo que le ocurre a los que quedan”.
Eduardo está vivo, como lo están Ernesto, Juan, Sarah, David, Lorena, Alberto, Luis Francisco, Heinz, Ignacia, Susana, y tantos otros nuestros…
Pero igual nos quedamos sin palabras; igual se nos desmadeja el alma y se nos encarruja la sonrisa; igual hacemos nuestra yupa, el canto ritual por los que se mudan de esta vida que sigue bullendo.
Eduardo es de los que no mueren. Pero cómo duele su partida, a pesar de saberlo.
Hasta siempre, hermano.
Alfredo Mires Ortiz

marzo 31, 2015

Bibliotecas Rurales: Aniversario 44

Hoy cumplimos 44 años.
No habrá torta ni pompa, no hay pergaminos, no habrá lisonja.
Habrá plegarias, abrazos. Habrá promesas, caminos.
Habrá nosotros.
La gratuidad y la gratitud no son hermanas: son una sola.
¡Qué grato es saber que no estamos solos, que estamos juntos, andando!