julio 27, 2015

Ilse en Cajamarca

A principios de julio tuvimos la grata visita de Ilse Schwalm. Ella es voluntaria de Kindernothilfe en Kassel, Alemania, y con el grupo de apoyo al que pertenece hace muchas actividades de promoción para el Programa Comunitario de Bibliotecas Rurales.
Es la segunda vez que Ilse nos visita y su intención siempre es conocer más de nuestro trabajo, para poder seguir informando a la gente interesada en Alemania sobre el quehacer desde los niños con capacidades proyectables en las comunidades campesinas de Cajamarca.
Ilse es una persona muy alegre, muy animada, y su espíritu desmiente sus más de 70 años. Su visita para nosotros siempre es una alegría, ¡a más que nos deleita con sus conocimientos gastronómicos! Y su extraordinaria humildad, la manera cómo comprende nuestro trabajo, sus observaciones casi silenciosas, su forma de llegar con pocas palabras a la esencia de nuestro trabajo. Y su enorme solidaridad.
Si hubiera más personas como tú, Ilse, el mundo sin duda sería diferente.
Gracias por este tiempo compartido y por integrarte a nuestra familia de Bibliotecas.
PD: No hay imágenes de Ilse porque no le gustan las fotos J

Los niños de Sócota

Siempre es una alegría encontrarnos con los niños del Programa Comunitario y sus familias. Cada año nos sorprenden con algo.
Unos han crecido mucho, otros ya están empezando a caminar. Algunos ya van al jardín o a la escuela, otros están ayudando en su casa…
Hay quienes han mejorado en su motricidad y ya saben levantar la cabeza. Unos nos enseñan sus cuadernos y otros quieren pintar o jugar con nosotros. Y siempre hay niños que se integran al programa.
También nos alegra ver que todos estos niños, con su particular cariño, están enseñando a sus papás qué es lo que realmente necesitan. Esta vez nos han animado a aprender juntos cómo hacer masajes de reflexología en los pies.
En esta comunidad cada día aprendemos más.

Siguen las lluvias…

Conociendo las averías que anda sufriendo el clima, este año habíamos postergado nuestras salidas al campo para los meses del “real verano” en la sierra.
Sin embargo, hay zonas altamente afectadas por las intensas lluvias de este año. Y aunque algunas autoridades están trabajando para reparar y mejorar las carreteras, quedan los estragos.
Eso vivimos camino a Huarrago, en Cutervo.
La noche anterior a nuestra salida había llovido fuertemente: en las partes donde se siguen arreglando las trochas ya no hubo pase y los vehículos siguen estancándose… Donde hay tierra mitosa removida, el manejar se vuelve casi imposible.
Compartimos algunas fotos de esta experiencia con ustedes.

julio 10, 2015

Tinku de lanzamiento

Este próximo viernes 17 de julio tendremos un Tinku (Encuentro): nuestra Red estará presentando tres nuevos libros de nuestro compañero Alfredo Mires Ortiz.
“Resuellos: coplitas de andar viviendo” reúne más de quinientas coplas nacidas y anidadas en los caminos de nuestra tierra.
“El hombre que curaba” es un libro compuesto por dieciocho cuentos de diversa temática y estilo.
Y “Esa luz de más adentro” es una compilación de los textos introductorios a la serie “Nosotros los cajamarquinos” y otros libros nuestros.
Los tres libros han sido ilustrados por el autor.
La ceremonia se llevará a cabo el día viernes 17 de julio, a las 7:00 pm. (19:00 hs.) en la sede de la Red: Av. Perú Nº 416, Cajamarca.
Un panel de especialistas –comprometidos con el quehacer social y literario de Cajamarca– acompañará el lanzamiento de estos nuevos libros-hijos que empiezan a caminar.
Y como canta una de las coplas de los “Resuellos”:
Ven a la flor que es mi mesa
ven a guapear al que duda
ven a volar si es preciso
ven a animar al que suda.

julio 05, 2015

Lecturas

«Me oyes, ¿verdad, niño mío? Qué importa mi boca cerrada, ¡cuando piensas con alma te oyen! Apréndelo».
José Luis Sampedro

En Jaén

Acompañando el trabajo de la Red de Bibliotecas Rurales he aprendido que hay una cuestión básica a raíz de lo que vamos haciendo: cada vez que me educo o educo, ¿qué vida y futuro imagino?, ¿qué tipo de humano estoy contribuyendo a formar?
La capacitación y la sensibilización, el compartir los conocimientos y el ponerlos al servicio de las comunidades, construir posibilidades y propuestas debatiendo para contribuir a formar pensamientos críticos y divergentes –restituyendo la dignidad y el orgullo de la propia identidad– afirmando la propia cultura, son algunos de los principios que caracterizan el trabajo de la Red.
El 24 y el 25 de junio he tenido la posibilidad de participar con el compañero Alfredo Mires en uno de sus talleres sobre “La literatura oral, viva tradición de los pueblos”. Esta vez viajamos a Jaén, donde nos esperaba el equipo docentes de la I.E. “Sagrado Corazón”.
La acogida fue maravillosa, como maravilloso fue el interés no solo de los profesores sino de los estudiantes que participaron activamente y con mucho interés a los dos días de taller. Escuchar sus preocupaciones y sus dudas sobre una educación que es una competición, una imposición que no tiene en cuenta las necesidades de las personas, ver en sus ojos las ganas de cambiar un sistema que quiere humanos que se dejan dominar, nos anima a seguir un camino que construya procesos de conocimientos a través de la lectura de la realidad que nos rodea.
Patrizia Boncompagni

En Celendín

A mediados de junio, nuestro compañero Alfredo Mires estuvo en Celendín para dar un taller sobre identidad y cultura, con los docentes de la I.E. Emblemática “Coronel Cortegana”.
El taller, que había sido organizado por la profesora Socorro Ortiz –integrante voluntaria a la vez de nuestro equipo–, forma parte del proceso de construcción del Proyecto Enciclopedia Campesina de Cajamarca, en el afán de consolidar el movimiento de rescate y afirmación de nuestra propia cultura.
Un nutrido grupo de docentes estuvo presente y el ánimo fue francamente alentador.
En la misma fecha, Alfredo fue invitado para reunirse con integrantes de la PIC (Plataforma Interinstitucional Celendina), quienes han asumido el propósito de lanzar una tienda-café como centro de encuentro y de lectura. Por eso, la idea era debatir los criterios para la construcción de una biblioteca y la promoción de la lectura crítica.
Hanne Cottyn, voluntaria que labora con el grupo, estuvo a cargo de las coordinaciones y la organización de esta valiosa y grata reunión.
Son estos hilos los que enhebran más firme el camino.

junio 30, 2015

Tinku‏ en Madrid

El 19 de junio se llevó a cabo un tinku (encuentro) en Madrid para presentar la edición española de “Se acerca la cosecha”, de nuestro compañero David Osoro. Estos son fragmentos del texto con el que Kepa Osoro despidió la ceremonia:
Como suelo decir en otras ocasiones, valoro mucho que haya en esta sala personas que vienen de fuera, que han estado dispuestas a dejar su entorno, sus quehaceres y su familia para acompañarnos. Gracias.
Y, como no puede ser de otro modo, agradezco profundamente la presencia de todos y cada uno de los demás, que también nos emocionáis con vuestra compañía. Todos y todas hacéis que me sienta la persona más afortunada del mundo porque mi vida sigue estando llena de dones, en forma, sobre todo, de personas generosas, honradas y comprometidas que me regalan lo mejor de sí mismas cada vez que se cruzan nuestros caminos.
Cuando comenzamos a tejer este encuentro tuvimos claro que debía tener dos vertientes: por un lado, recordar a David y de modo modesto homenajearle –con la hermosa excusa de la literatura– por la profunda huella que ha dejado en todos nosotros y allá por donde le llevaron sus zapatos y su afán de seguir aprendiendo.
Por otro y, sinceramente, sobre todo, quería presentaros el prodigioso proyecto de la Red de Bibliotecas Rurales de Cajamarca. Ojalá este encuentro os haya permitido descubrir el extraordinario trabajo comunitario de empoderamiento, dignificación, aprendizaje y crecimiento colectivo que se está llevando a cabo en una de las regiones más castigadas, humildes y olvidadas del planeta. Ojalá lleguéis a vincularos a él.
Y permitidme que exprese mi más sentido agradecimiento a Antonio Basanta, alma de esta casa y ejemplo y fuente de aprendizaje constante, autocrítico, innovador y ejemplar. Pido para él un aplauso desde el corazón.
Y, finalmente, desde lo más hondo, expreso mi felicidad absoluta porque a mi lado caminen María y Victoria, mis pacientes compañeras del día a día. Y a ti, Jon, te confieso que me siento orgulloso de ti, de los pies a la cabeza, como me sentía privilegiado de acompañar a tu hermano David. Tu ayuda, apoyo, paciencia y cariño me han traído hasta acá y me ayudan a ser mejor persona.
Gracias a todos, gracias, gracias.

Y más…

Los desafíos ahora son mayores que hace cuarenta años para la animación a la lectura.
Pero somos tercos y andamos aguzando nuestra política bibliográfica.
En la última Asamblea de la Red, nuestro compañero Alfredo Mires presentó algunas ideas de cómo podrían reencausarse las estrategias de lectura en nuestras comunidades.
El pleno de Coordinadores y Bibliotecarios, entonces, le autorizó revisar y poner en blanco y negro una propuesta que luego será debatida para ver juntos sus posibilidades de aplicación.
Se trata no solo de seguir andando.

Fortaleciendo los lazos de corazón

Hace muchos, muchísimos años, la Red de Bibliotecas Rurales mantiene vínculos de amistad con la organización canadiense Heart Links –o Lazos de Corazón, en castellano–.
Estos amigos del norte pasan de vez en cuando por nuestras tierras y también apoyan tareas, quehaceres, trabajos y proyectos puntuales de la Red.
Durante los primeros días del mes de junio, cuatro amigos de Lazos de Corazón nos han visitado aquí en Cajamarca. Tuvimos la posibilidad de salir juntos al campo y de pasar por lugares donde el extractivismo amenaza con destruir la tierra. Hicimos juntos un pago al Apu Qayaqpuma y compartimos unas ricas papas con José Isabel Ayay y su familia mientras nos contaban de su vida. Hemos tenido tiempo para reunirnos, explicar nuestros últimos trabajos y escuchar de los últimos proyectos y trabajos de Lazos en Canadá. Hemos podido reírnos juntos y también conversamos sobre las dificultades y obstáculos en nuestra vida y nuestro trabajo.
Lo importante de estos encuentros no es sondear las posibilidades de nuevos trabajos o proyectos. Lo esencial para nosotros es encontrarnos, frente a frente, cara a cara, mirándonos a los ojos.
La posibilidad de abrazarnos siempre vale y valdrá más que algún aporte material y el sabernos juntos, trabajando mano a mano y compartiendo un solo sueño, nos enriquece más que todo el oro del mundo.
Gracias Gordon, Jennifer, Lina y Sarah por su tiempo, su solidaridad, su comprensión, su cariño y sus corazones abiertos.
A ustedes dedicamos hoy día estos versos de Coplita de los Coplares:
Vengan queridos amigos
vengan y canten conmigo,
coman y beban sin cuenta,
canten y bailen conmigo.